Contrato con una inmobiliaria

Me gustaría hablar sobre el contrato de venta inmobiliaria ya que quien no ha comprado o vendido alguna vez una propiedad no sabe lo importante que puede ser escoger a un buen profesional inmobiliario y dejar a tras la tentadora oportunidad de vender sin intermediario o lo que es peor firmar el contrato de venta con uno de esos de “sin comisión“….

Es muy frecuente y más si somos novatos en esto de vender una propiedad, que cuando hagamos el contrato de venta inmobiliaria con una agencia, nos surjan algunas dudas que es necesario despejar desde el principio.

  • ¿Harán realmente todo lo prometido para vender mi vivienda?
  • ¿Si baja el precio de mi vivienda, va a ganar lo mismo la agencia?
  • ¿Cuánto se lleva la inmobiliaria por vender mi casa y cuanto más podría ganar si lo hiciera yo mismo?

Por lo tanto, para evitarnos todo este tipo de dudas y, sobre todo, de los problemas derivados de la falta de conocimiento, vamos a comentar las “5 Claves para Pactar correctamente las condiciones en el contrato de venta de una agencia inmobiliaria”. Estos consejos son fundamentales para el vendedor ya que pactándolos de inicio se crea un vinculo de confianza fuerte y duradero.

En primer lugar:

Deje claro en si autoriza o no a cobrar honorarios al comprador.

“Habitualmente, o por norma general es el vendedor quien asume, los honorarios del agente”. Aunque, en algunas zonas de España y en especial otros países este importe es compartido entre comprador y vendedor o incluso, cabe recordar que en las épocas de la burbuja inmobiliaria, ha recaído en alguna ocasión en la parte compradora, aunque no es lo habitual. Dicho esto, no dé por hecho qué es lo normal, y deje claro y por escrito en el mandato de venta si se autoriza o no a cobrar honorarios al comprador y el importe de los mismos si lo autoriza, esta en su derecho.

En segundo lugar:

¿Cuál va a ser el importe de estos honorarios?

Lo más habitual es que los honorarios por la venta de una vivienda ronden en la actualidad el 5% del precio final más IVA, si bien este porcentaje suele variar en función de la ubicación y el tipo de vivienda.

No es extraño encontrar agencias cuyos servicios alcanzan el 6% o incluso el 10% en zonas de costa. Ante esta variedad de precios, “La mejor recomendación es reflejar en el encargo de venta cual es este porcentaje”.

En tercer lugar:

Definir exactamente qué servicios va a prestar la agencia.

“A lo largo de mis casi  20 años de experiencia he constatado que muchos de los servicios que ofrecemos las agencias inmobiliarias son irrelevantes para los clientes, o preferirían eliminarlos”.

En todos los casos en los que se contrata los servicios de una inmobiliaria, el cliente entiende que debe pagar por la promoción de su vivienda, por el asesoramiento especializado y lo que implica la promoción para generar clientes, etc.

Sin embargo, algunos de estos clientes, estarían encantados en realizar ellos la visita a la vivienda si con eso pudiera reducir los honorarios.

– “La opción de definir exactamente los servicios por los que un cliente quiere pagar es cada día más frecuente solo es necesario que quede totalmente reflejada en nuestro acuerdo”.

En cuarto lugar:

El Plan de Marketing.

Para mi sin duda es un punto clave, junto con la elección del precio adecuado, a la hora de lograr vender una vivienda en un tiempo razonable. De estos dos elementos dependerá el número de interesados en nuestra vivienda. Por este motivo, es esencial analizar con la agencia cuáles son las herramientas de marketing que utilizarán para dar visibilidad a nuestra vivienda: portales inmobiliarios, web de la compañía, RRSS, videos y reportajes fotográficos, cartera de clientes compradores, etc.

En quinto lugar:

redactar todos estos acuerdos en un contrato de intermediación inmobiliaria.

No cabe duda que estos aspectos deben de quedar por escrito en una hoja de encargo. “En ella, el agente no podra garantizar que venderá el inmueble, en este contrato el agente o agencia se  compromete a realizar todas las acciones posibles para conseguir la venta”

Es por ello que debes subestimar a aquellas agencias que te prometan tiempos récord, carteras infinitas de clientes compradores antes de ver la propiedad.

Sin duda es muy importante reflejar en este contrato cuando y de que manera el propietario tiene que pagar los honorarios a la agencia. Si se pacta que los honorarios se devengan por la venta del inmueble, estos deberán pagarse cuando se perfeccione la compraventa, que normalmente es en la notaría y no antes salvo pactado expresamente por las partes.

Cada vez mas vemos a demanda de la propiedad la compra de servicios de marketing inmobiliario ofrecido por la mayoría de proptech Inmobiliarias.

Cabe puntualizar que estas empresas “no son inmobiliarias” sino agencias especializadas en marketing inmobiliario ya que su agresiva publicidad de captación está llevando a confusión a muchos vendedores con ganas de ahorrarse algo en la venta de su propiedad. En la mayoría de los casos sus servicios se pagan por adelantado.

Por esta razón, y aunque parezca un consejo interesado, mi recomendación es seleccionar concienzudamente una agencia o agente con años de experiencia y una correcta trayectoria en el mercado, que le ayude a realizar la operación que necesita sin problemas ni sobresaltos”

Para concluir….

Hoy cada vez más las agencias son solucionadores inmobiliarios que cuentan con herramientas y formación de vanguardia y están  presentes en buscadores de profesionales inmobiliarios, redes sociales y asociaciones profesionales especializadas.

Es por ello que sin duda un profesional cualificado será la mejor elección para la venta de su bien más preciado, su propiedad.

 

Por cortesía;

Post original y escrito por

Javier Gonzalez

Your Lifestyle Advisor Community

youliacom.com

Comparar anuncios

Comparar